1. Nakijin-jō (Restos del castillo de Nakijin)

Atracciones Patrimonio de la Humanidad > 1. Nakijin-jō – Restos del castillo de Nakijin

El castillo del señor de Hokuzan durante el periodo Sanzan

Hace mucho tiempo hubo un periodo de guerra civil llamado “periodo Sanzan” durante el cual el reino Ryukyu estaba dividido en 3 naciones: Hokuzan, Chuzan y Nanzan. El castillo de Nakijin pertenecía al rey Hokuzan, que reinaba desde la zona norte de Okinawa hasta la región de Amami. Sin embargo, esta fue atacada por Sho Hashi, que reinaba en Chuzan en 1416. Después de que Sho Hashi unificara las 3 naciones y naciese el reino de Ryukyu, el castillo de Nakijin se usó como castillo de los oficiales penitenciarios que enviaba el gobierno de Ryukyu. El muro del castillo mide 1,5 km de largo. La altura de la parte más alta mide 8 m y la escala del castillo lo sitúa como el segundo más grande detrás del castillo de Shurijo.

Información de la instalación
Nakijin-jō – Restos del castillo de Nakijin
今帰仁城跡 (Nakijinjo-ato)
Dirección: 5101 Imadomari, Nakijin Village, Kunigami-gun, Okinawa 905-0428
Tel: 0980-56-4400

Guía turística
Nakijin Gusuku wo Manabu Kai
Tel: 0980-56-4406 (9:00 – 18:00)
Hay disponibles guías en inglés y español (reserva previa)

Transporte
Coche (aproximadamente 1 hora y 50 minutos)
Coger ruta 332, 331, 329, 82 y Okinawa Expressway (Naha I.C. – Kyoda I.C.) desde el aeropuerto de Naha. Después, coger ruta 58 y 505 y proceder 5 km. Girar a la izquierda en la valla publicitaria.

Código del mapa para el sistema de navegación del coche: 553 081 414
* “マップコード” y “MAPCODE” son marcas registradas de DENSO.

Autobús (aproximadamente 3 horas y 30 minutos)
Coger bus exprés nº 111 en el aeropuerto de Naha y bajarse en la terminal de autobuses de Nago, la última parada. Coger el nº 66 en la terminal de autobuses de Naha y bajarse en la parada de autobús “Nakijin Joseki Iriguchi”. Andar durante aproximadamente 15 minutos.

Ver en Google Maps

Información de eventos
Nakijin-gusuku Sakura Matsuri (Festival de la floración del cerezo)
Finales de enero – principios de febrero
La iluminación se mantendrá durante el evento
Tel: 0980-56-2101

Castillo construido con rocas antiguas.

La mayoría de los muros del castillo se construyeron con caliza de Ryukyu. Se formaron con acumulaciones de coral, material calcáreo fácil de procesar. Al contrario que estos muros del castillo, el castillo de Nakijin fue construido con unas rocas duras de caliza del Paleozoico que se desenterraron del lugar. Debido a que las rocas se formaron en una era primitiva se pueden descubrir a menudo fósiles de ammonites entre otros. Una de las características del muro del castillo es que se utilizó la técnica de construcción más antigua, llamada “Nozura-zumi”. Esta técnica aprovecha la forma natural de las rocas para apilarlas y construir el muro.

Ryukyuan, una técnica de construcción única.

El muro del castillo de Nakijin se empezó a construir en el siglo XIV. Al contrario que los muros rectilíneos de Japón, su estilo estuvo influenciado por China, que tenía relaciones diplomáticas con el reino de Ryukyu en aquella época. Los muros de piedra del castillo fueron construidos en el reino de Ryukyu 300 años antes que Japón. La principal razón de que el muro esté ondulado tiene que ver con una finalidad defensiva. Se colocó una roca enorme en el techo de la “Heiroumon”, la puerta principal. Parece ser que el castillo fue muy seguro.

El antiguo camino para imaginar la profundidad de la historia

En la mitad de las escaleras de la puerta principal hay un camino antiguo hacia la derecha que se formó por un accidente geográfico. El antiguo camino se utilizaba desde la puerta principal desde hacía tiempo. Este es el lugar donde todos pueden imaginar a los reyes y reinas pasear por el camino.

Columna|un monumento que explica el tierno amor de una mujer bella

Hubo una mujer de gran belleza llamada Sigema Utudaru, concubina del rey Hokuzan. Se enamoró del príncipe del rey y la reina. Puso en peligro su vida para proteger al príncipe cuando estalló un conflicto de sucesión. La ingenua Shigema Utudaru fue trataba como un dios y recibió el nombre de “Nakijin Ukami”. Se hizo popular entre la gente un poema anónimo sobre su tierno amor y se inscribió en un monumento que se encuentra en “Uumiyaa”, una plaza del castillo de Nakijin.